Bach, el genio en la guitarra

Compositores y la guitarra clásica

Todos estamos de acuerdo en que Johan Sebastian Bach era un genio. Eso no hay quien lo discuta. Solo tienes que ver la cantidad de música que escribió durante su vida, y la calidad absoluta de todas y cada una de las cosas que compuso. La gente normal solemos tener nuestros dias buenos y nuestros dias malos cuando hacemos o creamos algo, por lo que nuestra producción suele ser irregular, pero Bach era perfecto, todos los dias y en todo lo que hacía, todo le salía perfecto, era un genio.

Pero por si este argumento, dicho así, no fuera suficiente, ahora te mostraré un pequeño ejemplo de su genialidad.

Analizaremos un pequeñísimo fragmento de la transcripción para guitarra clásica de la Partita Sonata para Violín solo en La menor BWV 1003, en concreto la fuga. Solo un pequeño detalle de su maestría. Descubriremos a Bach, casi como si fuera un minucioso relojero, encajando las diminutas piezas en su reloj musical.

Qué suena bien y qué suena menos bien

Siempre nos han dicho en las clases de armonía y nosotros mismos lo hemos notado al tocarlo den la guitarra, que las disonancias como los intervalos de segunda y de séptima, semitonos y cromatismos (esto es bajar semitono a semitono por una escala), suenan «mal». Incluso podrías llegar a decir al escucharlo que parece de una banda sonora de una película de misterio.

Ejemplo de genialidad

Sin embargo en este ejemplo que verás a continuación podemos comprobar como Bach utiliza una pequeña escala cromática descendente, por semitonos, para añadirle interés a la melodía y a la voz de arriba, consiguiendo un resultado sonoro espectacularmente bueno. Es decir, utiliza algo que en teoría suena mal, algo a que a cualquiera de nosotros no se nos ocurriría utilizarlo si compusiéramos música por lo «desagradable» de su sonido, para conseguir un efecto agradable al oído.

Esa pequeña escala de notas negras seleccionadas en color naranja que he marcado en el ejemplo musical de más abajo, si la tocas sola suena un poco mal, incluso podrías llegar a decir, como decíamos antes, que suena a película de misterio… Pruébalo en tu guitarra y lo comprobarás.

Y el genio aparece

Pero si tocas todo junto, (la voz inferior naranja y la voz superior de la melodía) podrás comprobar cómo, combinada con la melodía superior, suena maravillosa. Esta es solo una pequeña muestra, un pequeñísimo ejemplo de su maestría.

En próximos artículos te mostraré y descubriremos más cosas de la genialidad del maestro Johan Sebastian Bach.


Si quieres iniciarte en la guitarra clásica o si ya llevas tiempo tocando y deseas mejorar tu practica, puedes unirte a mis cursos de guitarra clásica Online donde en pocas semanas transformaré completamente tu manera de tocar la guitarra clásica ayudándote a mejorar.

Ahora es tu momento, accede a mis cursos.

Ir arriba